Cuando llega la noche de las brujas y los zombies, también es el día de decir, “después de esto llega la navidad” y “adiós dieta. Por eso, vamos a ofrecerte estas recetas para que hagas recetas sanas para Haloween.

Cena halloween

  1. Brebajes y sangre.

Para hacer las bebidas, podemos elegir varias formas de hacerlas. Con unos frutos rojos, podemos realizar una bebida que parecerá sangre si la decoras bien. Alguna lagrima derramada en el vaso puede dar más realismo al “mejunje”. Para el brebaje verde, podemos utilizar un kiwi. Así parecerá una pócima de trasformación. Si a estos, les añades en el borde del vaso una pizca de glasé rojo o verde, darás la sensación de beber algo realmente terrorífico de una manera muy sana.

  1. Pimincho terrorífico

Parece una calabaza, pero el pimiento es una idea genial para realizar este plato. Gracias a su color, es idea incluso para hacerles una foto.  Para rellenarla, podemos hacer una menestra de verduras. Con salsa de soja oscureceremos la menestra y la introduciremos dentro del pimientos, al que le haremos una cara terrorífica.

  1. Calabazas de arroz

¡Son facilísimas de hacer! Además de ser un plato muy nutritivo, les gustará tanto a mayores como a los más pequeños de la casa.

Prepara un jugo de zanahorias con agua arroz y sal en un recipiente junto con el arroz. Lo cocinamos a fuego lento como hacemos con el arroz normalmente durante 15 minutos o hasta que el jugo y el agua se hayan evaporado. Una vez hecho esto, tan solo hay que coger el arroz y hacer bolitas con ellas. Para hacer la cara de las calabazas podemos utilizas aceitunas negras. Y el tallo de la calabaza lo haremos con un tallito de pimiento.

  1. Bocas dentadas de manzana

Si las ves, no apetece mucho comerlas, pero, ¡tiene que ser terrorífico! Además de lo ricas que están. Es genial para el postre. Tan solo necesitamos una manzana, mermelada de fresa y almendras.

Lavamos la manzana y la partimos en tres cachos iguales, y el del centro, prescindimos de él. Luego cortamos los otros dos trozos por la mitad dos veces para tener 8 trozos. De esta manera nos saldrán 4 bocas.

Luego clavamos las almendras cortadas a modo de dientes desperfectos, así quedarán con un aspecto que den más miedo. Por último, añadimos la mermelada de fresa.

Con este menú tendrás una cena de muerte en tu cena de halloween.